Recupera el pH natural de tu piel


Recupera el pH natural de tu piel con una fórmula sencilla, económica y fácil de aplicar.

Añade un poco de vinagre de sidra en un recipiente lleno de agua y salpícate la cara abundantemente.  Luego deja que se seque al aire.

Es recomendable hacerlo una vez al día, si lo haces, en poco tiempo notarás como tu piel recupera su pH natural.

Si quieres hacerlo con más comodidad, puedes utilizar un pulverizador que puedes dejarte cerca de tus artículos de aseo diarios, así te acordarás de hacerlo cada día.


Para pieles con acné

Lávate bien la cara con el producto que utilices habitualmente, y luego ya puedes hacer lo que hemos comentado más arriba.


Más títeres con pinzas de tender la ropa


Hoy hemos visitado la página de "Hora mágica"  y nos hemos encontrado con estos divertidos títeres de peces hechos con pinzas de la ropa.

Os invitamos a visitar la web de "Hora mágica" para ver el paso a paso de esta fantástica manualidad.

La verdad es que nos ha encantado la página porque está todo muy bien explicado y de manera muy sencilla.

Allí encontraréis el material que se necesita para hacerlos, los dibujos y el paso a paso.


Cómo limpiar el grifo de la ducha



Limpiar el grifo de ducha de metal

Para limpiar el grifo de la ducha de metal, lo desenroscamos y lo ponemos a hervir en una mezcla de agua y vinagre durante 15 minutos.

La proporción es de media taza de vinagre por cada litro de agua.

El vinagre es un potente limpiador contra la cal. 




Limpiar el grifo de ducha de plástico

Para limpiar el grifo de la ducha de plástico,  lo desenroscamos y lo dejamos en remojo durante una hora en una mezcla a partes iguales de agua y vinagre.



Construyendo una autoestima saludable (2ª parte)

La semana anterior publicamos la primera parte de este artículo que hemos dividido para no hacerlo tan largo. Lo encontrarás aquí:   "Construyendo una autoestima saludable (1ª parte)"






El AMOR es la fuerza que mueve el mundo.

Cuando vibramos con la energía de alta frecuencia que es el AMOR sincero e incondicional nos aceptamos tal como somos, nos perdonamos y perdonamos a otros y todo fluye maravillosamente.

Detengámonos un momento en esto que he puesto más arriba "amor incondicional" es este amor que a las personas nos cuesta tanto dar. Solemos dar amor y queremos que la persona que lo recibe se comporte como nosotros esperamos que lo haga.

Esto se ve más claramente en la relación entre padres e hijos adolescentes o jóvenes. Cuando éstos no se comportan como sus padres creen que deberían hacerlo, a menudo dejan ir aquella frase lapidaria que dice "con todo lo que hemos hecho por ti y nos lo agradeces así!" Uuuuuuffffff !!!

Si queremos ser personas libres en todos los aspectos de nuestra vida, debemos dar porque nos apetece dar, pero no porque esperamos una recompensa  o un reconocimiento a cambio.





5 maneras para detectar una autoestima baja

1.- Necesidad de la aprobación constante de las personas que nos rodean

- Si necesitamos preguntar una y otra si tenemos buen aspecto, si vamos bien o hacemos el ridículo, si hacemos bien en aceptar algo... estamos ante un síntoma de autoestima baja.

2.- Elevado nivel de autoexigencia
- Cada vez que hacemos algo, buscamos la máxima perfección y, sin embargo, no sale como esperábamos, nos hundimos por eso y estamos días y días dándole vueltas y diciendo que somos un desastre.

3.- Pensamientos negativos que dominan el día a día
- Y vemos malas intenciones hacia nosotros. Cuando tenemos siempre miedo de que nos pase algo desagradable. Nos angustiamos anticipadamente por lo que puede pasar.

4.- Autocrítica constante
- Nunca nos vemos bien, todo lo hacemos mal. Cuando alguien nos hace un elogio, no la aceptamos, como por ejemplo, cuando alguien nos dice "¡Estás guapa hoy!" Y tu respondes que hoy te has maquillado más y que por lo tanto tienes cara de "salud de pote"; que has ido a la peluquería y la peluquera hace muy bien su trabajo...

5.- Elevada preocupación por lo que dirán los demás de nosotros
- Cuando hacemos cosas sólo pensando en lo que los demás dirían de nosotros si adoptamos otra opción y nos da miedo la crítica.
Recuerdo una breve historia de origen árabe que mi padre nos contaba a menudo a mis hermanos y a mí:

Había una vez, un padre y un hijo que iban a la ciudad con su burrito. El padre y el hijo iban caminando para que el animal no llevara tanto peso.

Cuando cruzaron el primer pueblo, la gente de este lugar se burló de ellos:
- ¿Habéis visto qué par de tontos? Llevan un burro de carga y ellos van caminando.

El padre y el hijo se avergonzaron y decidieron subir arriba del burro, pero cuando llegaron al siguiente pueblo, la gente de allí los criticó:
- ¿Será posible? ¡Pero qué salvajada! ¡Pobre animal! Ambos subidos sobre él. Si al menos fuese sólo uno solo.

Entonces decidieron que subiera sólo uno, en este caso, el padre; pero cuando llegaron a otro pueblo, la gente dijo:
- ¡Qué cara, este padre! Él la mar de bien arriba del burro y su hijo, pobre, caminando. ¡Cómo está el mundo!

Por eso decidieron que ahora, sería el hijo y no el padre quien fuera arriba del burro y al llegar al siguiente pueblo, la gente comentó:
- ¿Dónde se ha visto una cosa así? Que el hijo vaya arriba del burro mientras su pobre padre debe ir a pie. Cada vez vamos peor. Es lo que nos quedaba por ver.

Con esta historia queda claro que hagamos lo que hagamos siempre habrá personas que no lo verán bien, por ello, es importante actuar en función de lo que nosotros creemos correcto, sin tener en cuenta las críticas de los demás.

Como dijo una vez Woody Allen: "No conozco la clave del éxito pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todos."

Terminaremos este artículo con las palabras de Nathalien Branden:

Las personas con alta autoestima no necesitan sentirse superiores a los demás, no necesitan compararse con los demás. Su alegría radica en ser quienes son y no en intentar ser mejores que los demás.

La semana próxima daremos 5 pautas que nos ayudarán a ir construyendo una autoestima saludable.

Artículo anterior:
Construyendo una autoestima saludable (1ª parte)



¡Esto está... SALADO! ¿Cómo lo arreglo?



¿Cómo salvar una sopa o un guiso que hemos salado más de la cuenta?

Corta unas rodajas gruesas de patatas y añádelas a la sopa o al guiso.  Cuando la patata esté cocida (unos diez minutos), la podrás retirar porque habrá absorbido la sal.

También puedes añadir una pizca de azúcar.  Sé muy prudente al añadirlo porque si te excedes en la cantidad, la sopa o el guiso tendrá un sabor desagradable.

Otra cosa que puedes hacer es añadir un trozo de pan cortado por la mitad (de la medida de un panecillo, más o menos) ya que, también tiene el poder de absorber la sal.
En este caso te recomiendo que lo pongas en un colador dentro de la olla, ya que el pan mojado se deshace con facilidad y cuesta más de quitar del recipiente que la patata.

Pasados los diez minutos sólo tendrás que retirar el colador con el pan dentro.


Aún te ofrecemos un truco mucho más sencillo, puedes añadir agua a la sopa o al guiso y dejarlos hervir unos diez minutos.  El agua contrarrestará el exceso de sal de la comida.


Crema hidratante potente y econòmica



La vaselina, si la usas de la manera que te vamos a contar, es una excelente crema para la cara.

Paso 1.  Lávate bien la cara y el cuello,  pero no los seques del todo. Deja tu piel un poco húmeda.

Paso 2.  Aplícate un poco de vaselina repartida por la cara y el cuello.

Paso 3.  Humedécete de nuevo la piel para que la vaselina se reparta bien por toda la piel de la cara y el cuello, hasta que ya no la notes grasienta.


Después de unos días, notarás una espectacular mejoría en tu piel.

Títeres con pinzas de tender la ropa


Hoy he descubierto estos títeres encantadores y muy fáciles de hacer.  Los he encontrado en el blog de la web Moms  & Crafters  

La web está en inglés, pero te aseguro que está tan bien explicado todo en imágenes que no hace falta para nada entender el texto.  Además en la web encontrarás un vídeo en el que todavía se ve mucho mejor el paso a paso.

Entra en la web de Moms & Crafters  y pasa un rato divertido haciendo estos títeres.  Ideales para hacer con los más pequeños de la casa.

Luego, nos tocará inventarnos una historia entre todos.  Diversión y creatividad aseguradas.